Argentina y Messi y jugaron su mejor partido en la Copa América pero no fue suficiente contra la eficacia de Brasil. Leo y el Kun Agüero reventaron los palos y ni así se dio. Fue 2-0 con goles de Jesús y Firmino

Brasil salió decidido a marcar la cancha. A mostrar por qué es el candidato, a hacer sentir la localía. Y así empezó a meterle ritmo y a la Argentina le costó frenarlo y debió recurrir a la falta. Pasado el primer aluvión brasileño, la Selección empezó a amigarse con la pelota un poco y así creó los espacios para que Paredes sacara un derechazo tremendo que se fue apenas desviado.

Bastante controlado hasta que apareció Dani Alves en su mejor versión, metió sombrerito sobre Acuña, enganche y armó el jugadón que terminó siendo el gol de Gabriel Jesús.

Y cuando parecía que los brasileños se lo iban a llevar por delante, apareció la mejor versión de Messi en esta Copa América y la Selección recuperó protagonismo. Y así fue que dos jugadas que arrancó Leo y que Agüero casi convierte. Una del Kun, tras un tiro libre del 10, dio en el travesaño. Minutos después, una apilada del capitán que el delantero del Manchester City no pudo terminar de aprovechar.

Argentina puso lo que tenía que poner y con su actitud, parecía que podía complicarle. Messi metió otra en en palo, un centro de Leo se fue cerca. Las oportunidades se sumaban y no había caso. Hasta que tan jugado para el ataque, que en una contra, Brasil consiguió el 2-0 con buena jugada de Gabriel Jesús y definición de Firmino.

1 Comentário

  1. Boa vitória! Dá aquela moral. E ainda mais sem o craque do time. Ótimo. O time mostrou que é capaz. Basta os jogadores/ técnico quererem.

Deixe seu comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Fechar
Logo Qualitare