Análise do jornal chileno ‘La Tercera’:

Unión La Calera se fue goleada de Brasil en su visita al Flamengo.

Los cementeros aguantaban bien en el Maracaná. Incluso, por momentos, controlaban con relativa tranquilidad la pelota, aunque con nula profunidad. La primera media hora del partido asomaba favorable para el cuadro chileno, porque el local, con Mauricio Isla como titular, no presionaba con demasiada intensidad.

Sin embargo, tal como le ocurrió a Universidad Católica en Medellín, la semana pasada, en solo cinco minutos se fue todo a la basura. Una rápida combinación entre Gerson y Giorgian de Arrascaeta terminó con un centro impecable para Gabriel Barbosa, que solo tuvo que conectar el balón con la pierna derecha para batir a Alexis Martín (31′).

La apertura de la cuenta le dolió al equipo de Luca Marcogiuseppe, que intentó reaccionar rápido adelantando las líneas. La osadía le salió cara, porque en un feroz contragolpe, el uruguayo De Arrascaeta puso el 2-0 parcial, tras una buena combinación con Bruno Henrique.

El castigo pudo ser peor, porque los carioca tuvieron dos opciones más para aumentar. Es más, Gerson había marcado el 3-0, pero el árbitro venezolano José Argote anuló la conquista por un planchazo contra el defensa Santiago García.

En ese sentido, lo mejor que le pudo pasar a los caleranos fue el término del primer tiempo, porque en el complemento se vio a un cuadro cementero mucho más compacto y peligroso. Claves fueron los ingresos de Sebastián Sáez y Jorge Valdivia.

Fue el Sacha el que alimentó la esperanza de los nacionales con una gran definición, mano a mano, contra el experimentado portero Diego Alvez. El exdelantero, bicampeón con la UC, aprovechó un exquisito pase de Simón Ramírez y se fue solo hacia el pórtico rival.

Flamengo, que salió algo relajado en el segundo tiempo, entendió la advertencia y apretó el acelerador. Fueron momentos entretenidos, con el partido de ida y vuelta, pero con el cuadro local más preciso y comentiendo menos errores.

Un mal pase de Gonzalo Castellani cerca de la medialuna propia fue capturado por Bruno Henrique, quien pacientemente esperó que Gabigol se abriera por la derecha del área para habilitarlo. El delantero definió con un potente derechazo cruzado y bajo. Ahí el partido se acabó.

Deixe seu comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Fechar
Logo Qualitare