Entre las tantas máximas que tiene el fútbol, hay una que indica que los trofeos sólo los pueden agarrar, abrazar o tocar aquellos jugadores que ya lo ganaron. Y que si lo tocás, olvidate de salir campeón. ¿Qué pasó? En la previa de River-Flamengo, Gabigol desafío todos los límites. Y también rompió maleficios: acarició la Copa Libertadores en el ingreso y luego le dio vuelta el partido a River con un doblete para ser el héroe.

2 Comentarios

  1. Aff, pelo Santos nunca teve essa efetividade.

  2. Cresceu muito mais como jogador, com Jorge Jesus. Merece uma segunda chance no futebol europeu.

Deixe seu comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Fechar
Logo Qualitare