La Selección de vóley iba para triunfazo pero sufrió una derrota durísima en su segunda presentación en los Juegos Olímpicos, 3-2 vs. Brasil con parciales de 19-25, 21-25, 25-15, 25-21 y 16-14 en Tokio. Tras el debut 1-3 ante Rusia, Argentina está última en la zona (avanzan cuatro de cada uno de los dos grupos de seis). El miércoles juega su tercer partido, ante Francia, que perdió ante EE.UU. y venció a Túnez (ambos, 3-0). Bruno Lima, con 26 puntos, fue el goleador del partido.
El antecedente olímpico ante los brasileños todavía dejaba un gusto amargo en la boca. Con Julio Velasco de entrenador en Río 2016, Argentina había pasado a cuartos de final como líder de su grupo, y le tocaba Brasil, último clasificado del suyo, en cuartos. El cruce, durísimo pese a los antecedentes de la fase regular, terminó 3-1 a favor del local, que finalmente ganaría el oro.
En el primero se destacó Lima con siete puntos, y el equipo en general con sus cinco bloqueos. La historia se había dado pareja y un parcial que fue de 16-15 a 19-15 resultó clave para el 25-19 en 28 minutos. Similar situación en el segundo, esta vez no apareció el bloqueo (apenas uno), y sí fue determinante el ataque (18 puntos por esa vía), con 7 tantos en 10 intentos de Palacios y 6-8 de Lima. Brasil ayudó con 6 puntos desde sus errores. Lo mismo que el capítulo anterior, del 18-17 se pasó al 21-17 para el 25-21 final en media hora.
Argentina había mantenido sus siete titulares en cancha, mientras que los brasileños habían metido a sus 12 jugadores, sin éxito. En el tercero, el DT Renan Dal Zotto sacó a Bruno Rezende en el armado por Fernando Cachopa Kreling, quien se entendió bien con Wallace (6 puntos en el set) para encontrar las diferencias. De hecho, la verdeamarela largó 5-1, lo cual generó el tiempo muerto pedido por Méndez. Sin embargo, el equipo no pudo salir de la laguna en la que se había hundido y fue un paseo para Brasil, que lo ganó con la máxima brecha del partido 89), 25-16 en apenas 22 minutos. En un doble cambio, habían ingresado Pereyra y Sánchez en Argentina.

En el cuarto, la historia volvió al cauce original. La Selección dejó la laguna para pisar firme, sobre todo su “delantera”, contundente para lograr 8 puntos para adelantarse 10-4. Lima (4), Conte (2) y Palacios (2) eran muy efectivos en ataque. Solé aportó su complicado saque flotado y hasta Lima se anotó con un ace. Del Zotto metía un manotazo de ahogado con un triple cambio, lo cual le terminó dando la razón. Si bien Argentina se mantenía arriba, 17-11. Al saque Leal (cubano nacionalizado), los brasileños se acercaron 16-17; su racha se terminó cuando la mandó a la red. pero el daño estaba hecho, la confianza había abandonado al ataque nacional; en realidad, a todo el equipo. Méndez, por eso, mandó a Sánchez (por De Cecco) y Pereyra (por Lima) en el doble cambio. Pero Brasil se adelantó 22-19 y lo cerró 25-21 en 34′. Durísimo golpe.

Nueva jornada complicada para la vela
El tie-break fue un parto, como se suele decir. Lo bueno es que Argentina había absorbido el golpe y no se dejó llevar por delante. De hecho, se mantuvo punto a punto hasta que un bloqueo de Lima para a Leal y dejó la primera diferencia de dos en el desempate, 11-9, pero no se pudo sostener y Brasil empardó. Al cabo, en su segundo match ball, con tras una mala recepción y Conte que la tiró afuera, el campeón olímpico lo cerró.

2 Comentarios

  1. Foi maravilhoso. Espero que dê um ânimo extra pros próximos jogos. Brasil sempre ganha medalhas no vôlei. É um esporte que não podemos perder a oportunidade.

  2. Quando a Argentina estava ganhando no 4 set eu não quis assistir mais, mudei de canal, muito tempo depois que soube que o Brasil ganhou.

Deixe seu comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Fechar
Logo Qualitare